Entrevista con Diego Plá. ¡Nos trae novedades de Bolivia!

Como cada verano, nuestro amigo Diego Plá ha vuelto a su España natal para ponernos al día de lo que se cuece en Bolivia. Hace 12 años que trabaja en colaboración con Amigos en Marcha por los más desfavorecidos del país sudamericano, en un proyecto que comenzó con los desayunos escolares y que hoy apuesta fuerte por la educación como palanca de cambio y transformación. No hemos querido perder la oportunidad de presentaros más de cerca a Diego y que podáis conocer mejor el maravilloso trabajo que está haciendo por los pequeños bolivianos.

¿En qué consiste tu labor social en Bolivia?

La labor social es muy amplia. A grandes rasgos, tiene tres ejes: la educación, la nutrición y la salud. En el tema de la educación es sobre todo atender a los niños en los colegios, proporcionando apoyo escolar y talleres pedagógicos. El tema de nutrición viene mediante comedores y ayudas a las familia numerosas, y en el tema de la salud trabajamos con un doctor italiano y con él hacemos toda la labor de ecografías, consulta, farmacia, etc.

¿Cuáles son las últimas noticias de los proyectos que llevas con Amigos en Marcha?

¿Te gustaría concienciar a la gente de algo que esté ocurriendo en Bolivia y que en España desconozcamos?

En Bolivia hay muchas cosas, hay mucha tela que cortar. En mi región en concreto hay una injusticia muy grande, y es la extracción de oro por parte de las empresas mineras, que está provocando cáncer a la población y un desastre ecológico muy importante, debido a la limpieza del mercurio en el agua de los ríos, que quedan contaminados. Las personas que consumen ese agua están adquiriendo directamente cáncer de estómago. Nadie hace nada y, desgraciadamente, hay que tener mucho poder para poder enfrentarte a una empresa minera.

¿Qué buenas noticias nos traes de los proyectos?

¿Qué acciones se van a llevar a cabo en los próximos meses en Bolivia?

Vamos a ejecutar la biblioteca de Colcapirhua, se pasará la primera fase (compra de mobiliario), luego segunda fase, así que habrá que ejecutarlo hasta diciembre, y en Mocomoco hay que renovar su biblioteca. Estamos en esa línea de las bibliotecas como centro de formación, no solo que el joven o el niño vaya y consulte, sino también con talleres pedagógicos. La idea es como de un centro de reflexión, aprendizaje, empezar desde lo básico con ellos, y un lugar de encuentro para hacer las tareas, para consultar dudas, etc. Es en un sentido más amplio que ir a consultar y mirar, aquí hay un trabajo coordinado.

Tras 12 años trabajando fuera, ¿cómo ves el contraste entre España y Bolivia? ¿Cómo evoluciona la sensibilización de ambas sociedades?

Ha habido un cambio positivo. Nosotros hemos hecho un planteamiento a muy largo plazo en línea de anillos, ir mejorando desde donde estamos, en el centro, e ir hacia fuera mejorando las condiciones de vida en estos tres niveles: la desnutrición se acabó y el tema educativo y salud van avanzando. En Bolivia ha habido, efectivamente, un cambio. Sin embargo, en España veo un poco de pasotismo, hay que despertar porque los jóvenes tienen otros intereses. Hay que concienciarse de qué es lo que de verdad importa, que es luchar por el ser humano. Yo creo que ahí tenemos una tarea grande para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *