Las 12 leyes más denigrantes contra los derechos de la mujer

El 8 de marzo de 1957 un grupo de obreras textiles salió a las calles de Nueva York para protestar por las condiciones en las que se veían obligadas a trabajar, únicamente por el hecho de ser mujer. El 8 de marzo de 2016, Día Internacional de la Mujer, se vuelve a recordar como todos los años que el sexo femenino tiene los mismos derechos que el masculino.

Ser mujer es una desgracia en muchos países, pues da derecho a ser maltratada, violada y denigrada con el amparo de la ley. Con esta situación latente en pleno siglo XXI, es fundamental recordarle al mundo que las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres. Pero si ya en los países desarrollados el papel de la mujer en la sociedad se queda en muchas ocasiones en un plano secundario, ¿dónde quedan sus derechos en los países subdesarrollados? 

India

Que un acto sexual sea considerado violación viene determinado por la edad de la chica, ya que si esta es mayor de 15 años, no hay delito, sin tener en cuenta su voluntad.

Indonesia

Todas las mujeres que quieran acceder a la universidad, deberán someterse a un test de virginidad, “con el fin de preservar el futuro del país”.

Diferentes países de África

Mutilación genital sin anestesia y con escasa higiene.

Nigeria

Las mujeres que hagan deporte o participen en actos públicos pueden ser castigadas.

Arkansas (USA)

Los hombres tienen permitido pegar a sus esposas siempre que no lo hagan más de una vez al mes.

Chile

La administración de los bienes matrimoniales se le concede exclusivamente al hombre, independientemente de si esos bienes son comunes o propiedad de su esposa.

igualdad-mujeres

Turquía

Las mujeres no pueden trabajar sin el consentimiento de su marido.

Arabia Saudí

Además de la ya conocida prohibición de conducir, el testimonio de una mujer en un juicio siempre tendrá menos valor que el de un hombre.

Líbano

Un hombre puede secuestrar a una mujer y quedar libre de cargos si se casa con ella.

Rusia

Las mujeres no pueden desempeñar empleos que supongan un esfuerzo físico o un peligro para su salud, como transportistas y bomberos.

Siria

La ley respalda los asesinatos por adulterio, siendo comunes las lapidaciones públicas.

Chad

Los hombres tienen prioridad para acceder a la educación, por lo que sólo un 28% de las mujeres saben leer.

La lucha de las mujeres no se reduce a la igualdad salarial del primer mundo, sino que es una lucha por los derechos fundamentales que se vulneran en demasiados países. Y aún así, en nuestra sociedad, donde las leyes protegen la igualdad de derechos, nos enfrentamos cada día a situaciones que van en contra de esos mismos derechos, como el acceso a puestos de responsabilidad y marginación en diversos sectores, sin olvidar, por supuesto, la violencia de género. En el mundo desarrollado no se agrede a las mujeres con piedras, pero sí con conductas que las machacan.

Por eso, la lucha por la igualdad de derechos no es sólo del género femenino. Es una lucha de todos.