Nuestro pesar a las víctimas del atentado en Niza

Anoche murieron 84 personas en Niza por culpa de un individuo que atropelló con un camión a todo el que se encontrara en su camino durante 2 kilómetros. Lo único capaz de detenerle fueron las balas de los policías que acabaron con su vida. La de ayer iba a ser una noche para recordar, con fuegos artificiales para celebrar el día de la fiesta nacional. Y por unos motivos bien distintos, va a ser para recordarla.

Enviamos nuestro pesar a las familias y personas cercanas a las víctimas. El derecho a la vida es el primero de los derechos humanos, nuestra condena sin matices a quien atenta contra este derecho. El resto de consideraciones son importantes, pero secundarias ante esta locura bárbara y homicida.

No nos dejaremos engañar por la supuesta “causa” que les alienta, por el hecho de tratar de implicar a una religión en su locura y trabajaremos en la medida de nuestras posibilidades contra cualquier modo de violencia. Pedimos a nuestros responsables que, más allá de las condenas y poniendo por delante los medios de seguridad precisos, trabajen por incidir en las situaciones que aseguren un futuro libre de radicalismos. Porque todos tenemos derecho a vivir en paz.

Comparte este artículo con tus amigos en redes sociales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *